marzo 19, 2013

MOCIÓN

Te prometí al oído que jamás memorizaría los recorridos que hiciera a tu piel. Es lo único que pretendo cumplir. No te prometo perfección de mi parte, no te prometo ausencia de histerias premenstruales, no te prometo jamás celarte, no te prometo aprender a cocinar para esperarte todas las noches con la mesa servida. No te prometo peinarme. No te prometo comportarme con decencia. No te prometo esforzarme para caerle bien a tu familia. No te prometo ser coherente todo el tiempo. No te prometo entonación a la hora de bañarme. No planeo cambiar. No te prometo nada, salvo recorrerte como si nunca antes lo hubiese hecho y, si me da la gana, encontrar una forma distinta de amarte a diario. Mañana me darán ganas.

3 comentarios: