agosto 08, 2017

#1

Desperté con un profundo deseo, de esos que no me abrazaban hacía muchísimas lunas. Aún estaba oscuro y, en lugar de conciliar el sueño, te pensé.

Recordé tu forma de besarme, como si fuese la última vez; tu sonrisa, capaz de anular mi voluntad; recordé una y otra vez el sabor de tu piel y lo bien que encajan tu cuerpo y el mío. A este punto creerás, querido, que sólo pensé en ti de esa forma. Pero no fue así. Mi rostro evidenció una fugaz sensación de alegría al concluir que eres mucho más que eso para mí. Cerré los ojos y te ví, aferrado a mi cintura.

Por un instante observé tu abrumadora perfección e incluso sentí el frío apoderarse de mis huesos al notar que eras sólo un sueño y que te irías si abría los ojos.

Desperté y ahí estabas, rodeado de mi sonrisa, de mi cordura, de mis ganas eternas de abrazarte y de seguir descubriéndote.

Qué equivocada estaba. Esta mañana al abrir los ojos lo único que desapareció fue el miedo.

julio 31, 2017

#4

"¿Existe la perfección?" Me pregunto mientras mis manos recorren tu desnudez hasta lograr introducirte en mi cuerpo.

¿Acaso no es escucharte respirar mientras todo se acelera? ¿O tenerte tan cerca como para sentir tus latidos? 

¿Qué me dices de la humedad de tus besos, interrumpidos sólo por el vaivén de mis caderas? ¿O de tus dientes aferrándose a mi cuello cada vez que se me escapa tu nombre entre gemidos?

Y si no es perfección escucharte decir que soy tuya al derretirse mi entrepierna, ¿qué lo es? ¿Es quizás fusionar nuestras miradas mientras dejamos la mente en blanco.

No, querido. Nada de esto se acerca en absoluto. Si me lo preguntas, perfección es escuchar tu dulce voz mientras me abrazas justo después de quedar expuesta. Perfección es quedarnos a oscuras hasta revelar nuestra esencia. Perfección es ese beso complaciente que resulta de tus llegadas. Perfección, amor mío, es el tiempo que se detiene cuando nuestros cuerpos se separan.

noviembre 21, 2016

CUERDAS

¿Crees que en un universo paralelo tenemos chance de estar juntos? ¿O es, quizás, en este que nos toca vivir y, tras haberlo notado, optamos por caminos distintos?

¿Qué si no somos más que marionetas que actúan en un extenso guión que tarde o temprano nos obliga a entrelazar nuestras cuerdas?

¿Lo has pensado siquiera una vez? ¿Tendrías la gentileza de negarlo para así desenredar poco a poco la trama que, por fortuna, nos hizo coincidir?

noviembre 18, 2016

TRASCENDENCIA

Estando en uno de sus peores días, lo encontró. Creyó conocerlo de toda la vida y por un segundo asumió que era producto de su imaginación. 

Quiso palparlo, saber si era tan real como los latidos que causaba, pero el peso de su fantasía le reposaba sobre los brazos. Obligada a contemplarlo únicamente, sonrió y se dejó llevar.

Abandonando su anatomía, observó cómo yacía sonriente en aquella habitación. Después de tanto tiempo por fin descansaba y no hacía más que soñar con él.

Una vez pasado el efecto, volvió a su cuerpo anhelando tenerlo a su lado al despertar y, de cierto modo, así fue... Agarró el teléfono y dio el primer paso.

octubre 15, 2016

ELECTRICIDAD


En silencio, sin más ruido que el de mi respiración los vi hacer hacer su gran
aparición. A lo lejos algunos, otros justo aquí, en medio de los dos.

Me percaté de tu presencia y sonreí. No recordaba haberte dejado a mi lado cuando fui a dormir pero, de cierto modo, me dejé invadir por una alegría extraña, como de quien consigue algo luego de varios intentos fallidos. 

Quisiste hablarme, lo sé, pero no tenía sentido romper la tranquilidad del momento con palabras innecesarias. ¿Qué más conversación que nuestras manos rozándose al son de los truenos?

De repente, el espectáculo de nuestra ventana se convirtió en un simple sereno y con el agua se fueron tú y los relámpagos. Cesaron los suspiros hasta que decidí buscarte en sueños, nuevamente. 


febrero 22, 2016

HOY

Desperté pensando en ti. Abrí los ojos y pude verte, aferrado a mi mente, listo para acompañarme todo el día. Desperté y ahí estabas.

Suspiré, querido, mientras mi cuerpo suplicó a gritos por tus besos y mi lengua anheló recorrerte. Mis dedos desearon la textura de tu piel erizada y mis oídos escucharon el ritmo de tu respiración.

Desayuné con el sabor de tu excitación mientras añoraba la humedad de tu sexo. Disfruté la tortura del momento previo y sentí cómo mis ideas empaparon mi entrepierna.

Te estoy hablando en pasado, amor mío. Así nos gusta, así no sufrimos tanto. Te hablo en pasado para imitar tu proceder. Te hablaré en pasado hoy, y también mañana, aunque muera por pedirte que hagas parte de mi presente. Te hablaré en pasado aunque en realidad quiera gritar tu nombre esta y todas las noches.

febrero 13, 2016

ADIÓS

Con el pasar de los días se desvanece la agonía. Se van más rápido las horas y ya no resulta una eternidad esperar el momento de verte nuevamente.

A veces es tan incierto que, irremediablemente, ha dejado de ser un suplicio pensar que quizás nunca vuelva a besar tu boca. Ya no duele saber que hay quien te disfruta más que yo. He dejado de imaginar cosas -buenas o malas-. No retengo tus texturas. Se han marchado, incluso, las ganas de revivir cada segundo a tu lado.

Ahora, un sentimiento inerte se apodera de mis sueños cuando pienso en ti. Pienso en ti esperándote y no esperando nada. Pienso en ti a medida que olvido qué se siente ser tuya. Pienso en ti aunque quiera dejar de hacerlo. Pienso en ti y pretendo que no importa ya si nunca llegas a amarme. Pienso en ti en calma, sin desesperación por verte, sin morir por tus abrazos.

Ahora, pienso en ti, pero no pienso nada en especial. No pienso que seremos uno más adelante, pero tampoco pienso que no lo seremos. Solo estás presente en cada uno de mis pensamientos, como la maleza que va escondiendo las flores. Estás ahí solo por estar...

Por lo visto, mi querido amigo, tendremos que empezar desde cero...

Hola.

enero 03, 2016

SIEMPRE

No es el vino. No son las lágrimas. No es mi rostro salpicado por las gotas salientes de un vaso que a duras penas puedo sostener. Soy yo. Soy yo totalmente expuesta. Soy yo con el alma completamente desnuda pidiéndote que jamás te alejes de mí. Soy yo prometiéndote que no me volveré a ir, que ahí estaré siempre, aunque parezca ausente. Soy yo diciéndote que eres lo mejor que me ha pasado en esta vida, que nada ni nadie ocupará tu lugar y que hasta el día de mi muerte te llevaré en mi corazón, arraigado en lo más profundo de mi mente, que mi alma no estará tranquila si no tiene por certera tu felicidad, aunque sea lejos de mí.

Te amo y te amaré siempre.

diciembre 20, 2015

1

¿Qué es todo esto? Me pregunto mientras mis puntiagudos pezones se estrellan contra tu pecho. ¿En qué momento remplazamos mordiscos por caricias y palabras perversas por palabras de afecto? ¿Qué quieres? ¿Por qué nos miramos de esta forma? Como fusionando nuestras pupilas hasta ser un solo ojo, una sola visión, un solo ser...

¿Por qué sonreímos así? ¿Acaso estamos haciéndonos felices? 

Jamás planeé esto y ahora no sales de mis planes. Se convertirá en amor y lo sabes... ¿Qué piensas hacer al respecto?

diciembre 13, 2015

REAL

¿Y si eres solo una ilusión? ¿Y si esto no es más que un sueño en el que escapamos una y otra vez hacia donde nadie pueda vernos para devorarnos libremente? ¿Qué pasará cuando tengamos que despertar? ¿Qué pasará si no queremos abrir los ojos?

Son muchas las preguntas que tengo para hacerte. A lo mejor las mismas que ya has hecho tú antes...

Sabes, por ahora no quiero descubrir las respuestas.

Prefiero seguir perdiéndome en tus ojos mientras hacemos esto real con un nuevo beso cada día.